Los colores del migrante

Mérida, España – Kenny nació rubio con los ojos azules. Su primer suspiro valió para que le otorgaran un número de Seguro Social y la ciudadanía estadounidense. Vino al mundo en ese Norte al que miles quieren ir y, curiosamente, a él no le apetece. Al verlo, uno lo saluda con un “hi!” y él…