Elecciones de medio término: El obligado voto en familia

TEXAS – Cuando Susana cruzó la frontera se despidió de Ciudad Juárez pensando que volvería pronto -como siempre- pero ya no pudo. La trajo una coyoteque le advirtió que “la cosa se estaba poniendo dura” y quién sabe si se atrevería a volver a correr el riesgo. No se la quiso jugar. Tenía dos hijos…