DREAMers: “Es cuestión de prepararse”

Para la abogada Emilia Bañuelos, cuando se trata del programa de Acción Diferida no se trata de “llegar primero, sino de saber llegar” para asegurarse que el joven reciba su permiso de trabajo sin contratiempos.

Maritza Lizeth Félix

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) dio a conocer cuáles son las reglas y los requisitos para que los jóvenes “soñadores” puedan solicitar un permiso de trabajo en los Estados Unidos. El periodo para aceptar las solicitudes comienza el próximo 15 de agosto y aunque muchos están desesperados por someter su paquete de documentos, la abogada Emilia Bañuelos recomienda que se prepare bien la solicitud para evitar que les nieguen el permiso o que se retrase por falta de documentos.

“Este es el comienzo de una nueva generación de leyes, porque ya cambió para bien, todo estaba negativo y aunque había habido pequeños cambios aquí y allá, nada como esto de la Acción Diferida que afecta a un gran porcentaje de gente”, expresó la abogada.

“Pero en esto no es de quién llega primero, sino que hacer el proceso bien, porque uno puede mandarlo todo rápido, pero no importa cuándo llegue, lo que importa es que el paquete se vaya preparado con todos los documentos para que no vayan a pedir más información para que no se retrasen las cosas”, añadió.

Bañuelos indicó que es importante que los DREAMers cumplan con todos los requisitos, entre ellos el más importante: Asistir a la escuela o tener un certificado. Esto es un reto con el alto índice de deserción escolar.

“Tienes que registrarte en la escuela lo más rápido posible, con que tú estés en la escuela como prueba que te estás registrando ya puedes calificar, si eres mayor de 22 tienes que tener tu GED, no vas a poder aplicar hasta que tengas tu GED y eso tienes que hacerlo lo más rápido posible”.

El costo

La abogada explicó que el trámite con la Oficina de Inmigración y Ciudadanía de los Estados Unidos (USCIS, por su siglas en inglés) costará 465 dólares; 380 para el permiso de trabajo y 80 para las huellas digitales. La meta de USCIS es  terminar cada proceso en 90 días y, explicó, que no se realizarán entrevistas solo algunas esporádicas al azar para verificar que el proceso se realice correctamente.

En cuanto a los honorarios de los licenciados expresó: “yo pienso que cada abogado va a cobrar lo que él quiere, pero una cuota justa por estos dos años de representación serían de mil a 2 mil dólares… yo quisiera hacerlo gratis, pero no se puede, por eso soy voluntaria en lo más que puedo”.

Bañuelos finalizó diciendo que este programa de Acción Diferida no es el DREAM Act, no es una amnistía, no es la reforma migratoria, no es la residencia, pero es el único cambio positivo que se ha vivido en la última década.

*Usted califica si…

  • Tenía menos de 31 años a la fecha del 15 de junio de 2012.
  • Llegó a los Estados Unidos antes de los 16 años de edad.
  • Ha residido continuamente en los Estados Unidos por un período mínimo de cinco años antes del 15 de Junio de 2012.
  • Estuvo presente en EE.UU. el 15 de junio de 2012 y al momento de solicitar ser considerado para recibir Acción Diferida ante USCIS.
  • Entró sin inspección antes del 15 de junio de 2012 o su estatus legal de inmigración expiró al 15 de junio de 2012.
  • Está asistiendo a la escuela, se ha graduado de la escuela superior, posee un Certificado de Educación General (GED, por sus siglas en inglés), o ha servido honorablemente en la Guardia Costera o en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.
  • No ha sido encontrado culpable de un delito grave, delito menos grave de carácter significativo, múltiples delitos menos graves, o representa una amenaza a la seguridad nacional o a la seguridad pública.

* Información proporcionada por USCIS